DIEGO GÓMEZ GARCÍA

Galicia respira fútbol. Del de élite y, sobre todo, del más modesto. La rivalidad entre el Deportivo de La Coruña y el Celta de Vigo representa a esta tierra. Al menos, ante el resto de España. Y es normal, porque ‘O Noso Derbi‘ puede, incluso, equipararse a otros como el sevillano o el madrileño. Pero en la desperdigada geografía gallega destacan muchos otros derbis importantes por lo deportivo y por lo social.

Álex González (Pontevedra, derecha) disputa un balón con Gonzalo García (Racing, izquierda) // haiqueroelo.es

Algunos ponen en juego el dominio de toda Galicia. Otros, el de una provincia. Y algunos, incluso, el de una ciudad o un pueblo. El caso es que en el Noroeste de España abundan las duelos de cercanías. El Pontevedra y el Racing de Ferrol, por ejemplo, protagonizan, actualmente, la segunda mayor rivalidad entre clubes de toda la Comunidad Autónoma. Hoy en día se enfrentan en Segunda División B, pero ambos son dos equipos que pasaron por la categoría de plata, donde también se ha visto las caras en seis ocasiones. Y el equipo granate, además, llegó a estar seis temporadas en Primera División.

Pontevedra: Por el control de las Rías Baixas

La que mantiene con el Racing de Ferrol, sin embargo, no es la única gran rivalidad del Pontevedra. Porque como capital de provincia que es, también ha tenido que disputar derbis contra equipos mucho más cercanos que el departamental. De hecho, en algunas ocasiones ha podido disputarle al mismísimo Celta el liderazgo provincial. La última vez que estos dos equipos militaron en la misma categoría fue en la temporada 2004/2005. Hace ya trece años de aquello, pero los dos clubes más importantes de Pontevedra se enfrentaron por última vez cuando ambos estaban en Segunda División. La última vez que vieron las caras, el equipo granate venció 3-1 al vigués en Pasarón.

El Arosa también es un club histórico a nivel gallego. Y de hecho, protagoniza con el cuadro capitalino el derbi de las Rías Baixas, aunque ya hace tres años que el Pontevedra abandonó Tercera División y perdió de vista al cuadro arlequinado. El conjunto de Vilagarcía, a su vez, mantiene con el Céltiga, de la Illa de Arousa, una fuerte rivalidad por el dominio de la ría homónima. A veces, no por pertenecer a un territorio más pequeño las rivalidades decrecen.

La ciudad de Vigo, a su vez, también tiene sus propias rencillas internas. El Coruxo y el Rápido de Bouzas son dos equipos de dos barrios olívicos. Durante años, ambos coincidieron en el Grupo gallego de Tercera División. Pero este año se ven las caras por primera vez en la categoría de bronce. El equipo verde ascendió en 2010, mientras que el aurinegro lo hizo el pasado mes de junio.

A Coruña: Rivalidad capitalina

La capital de Galicia vivió en la segunda mitad de la década de 1990 su época dorada. El Compostela militó entonces durante cuatro temporadas consecutivas en Primera División. Y solo entonces pudo medirse a su gran rival por el control de A Coruña, el Deportivo, en la máxima categoría del fútbol español. En mayo de 1998, el equipo compostelano visitó Riazor por última vez y se marchó por todo lo alto: ganó 2-6.

Partido entre el Compostela y el Deportivo en Primera División // La Voz de Galicia

Las relaciones entre el equipo de Santiago tampoco son las mejores con otros cuadros como, por ejemplo, el Bergantiños. Y es que ahora, el Compos busca salir de Tercera División. Pero hasta hace dos temporadas, se enfrentó a otro coruñés como el Racing de Ferrol en Segunda División B. El cuadro departamental también mira con recelo cómo los años pasan sin tener la oportunidad de volver a medirse al Deportivo en el campeonato liguero. Porque la última vez que pudo hacerlo fue en 1979, cuando los dos clubes estaban en la categoría de plata. En su último enfrentamiento, el Dépor ganó 2-1 en su feudo.

Ourense: Derbi extinto

El fútbol ourensano comienza a levantar cabeza después de un período fatídico. Porque en 2014, el Club Deportivo Ourense desapareció. Hasta entonces, había rivalizado desde siempre con el Ponte Ourense por el control de la capital de provincia.

El Club Deportivo se refundó en agosto de 2014 en la Unión Deportiva Ourense, que comenzó a competir en Tercera Galicia. Hasta ahora, ha ascendido una categoría cada año hasta llegar a la Preferente Sur gallega en la que está ahora. Su actual objetivo es lograr el ascenso a Tercera División. Allí le espera su rival, que también ha cambiado de nombre: el antiguo Ponte Ourense se llama ahora Ourense Club de Fútbol.

Lugo: Sin nadie para hacer sombra

Lugo es, quizá, la provincia gallega con menos rivalidad entre sus clubes. Al menos, entre los más conocidos. Porque el Lugo lidera, sin lugar a dudas, el panorama futbolístico de la zona. El equipo que ahora dirige Francisco milita, al menos, dos categorías por encima de cualquier otro equipo lucense. El Racing Vilalbés es, actualmente, el segundo equipo mejor posicionado de esta zona. Y está en Tercera División.

Muchos derbis se han quedado en el tintero, porque reflejarlos todos de una sola vez es imposible. Pero lo importante es que Galicia es mucho más que el Deportivo y el Celta. La gallega es una tierra que respira fútbol. Y, además, cuenta con grandes aficiones y que puede presumir de la competitividad entre sus equipos. No solo hay un ‘O Noso Derbi’

Fotos del Pontevedra-Racing de Ferrol: www.haiqueroelo.es