Liedson celebra un gol con el Sporting Clube de Portugal |Fuente : Daily Mail
Liedson celebra un gol con el Sporting Clube de Portugal |Fuente : Daily Mail
CARLOS RODRÍGUEZ

@Carlosrlop

Siempre llega la oportunidad (y no, nada tiene que ver esto con el último tema de Andy y Lucas). En el fútbol también. Incluso en Brasil, donde, desde que tienen uso de razón, los niños pasan el día pegados a una pelota y la competencia es voraz, nunca es tarde para triunfar en el mundo del esférico. Probablemente una de las inclusiones más singulares en el profesionalismo del deporte rey sea la de Liedson.

Un comienzo difícil

Liedson da Silva Muniz, más conocido como Liedson, era uno de esos chicos brasileños que sueñan con triunfar en el mundo del balón. Como muchos de sus compatriotas que acaban siendo grandes de este deporte, sus orígenes son muy humildes. Liedson tuvo que ponerse a trabajar desde muy joven para ayudar a su familia a salir adelante, dejando su sueño futbolístico en un segundo plano. ‘Levezinho’, como se le conocía por su prominente delgadez, fue consiguiendo pequeños trabajos para subsistir (portero, mecánico…), al tiempo que marcaba goles en los campos más humildes del fútbol amateur brasileiro.

Con 18 años ‘fichó’ por un súper de la cadena Río Blanco, una de las más conocidas del país carioca,  en el que trabajaba como reponedor. Curiosamente para lograr este empleo si que fueron valoradas sus aptitudes futbolísticas, puesto que el establecimiento disputaba una liguilla interna con el resto de Supermercados Rio Branco, y buscaba a jóvenes talentos capaces de rendir también en un terreno de juego. Liedson compaginaba los partidos con el equipo de la empresa con los compromisos con la selección amateur de su Valença natal. Con 22 años, y después de muy buenas actuaciones en la selección de Valença, despertó el interés del Poçoes, que lo acabo fichando. Lo había conseguido, a una edad tardía, pero ya era profesional.

El salto a Portugal

Tras debutar en el fútbol profesional con el Poçoes, Liedson continuó creciendo en Brasil llegando a formar parte de las filas del Flamengo y el Corinthians, dos de los clubes más grandes del Brasileirao. En verano de 2003, da el salto a Europa, al Sporting Clube de Portugal, donde desplegará su mejor juego. Ocho temporadas llenas de goles en Lisboa que lo llevarán a nacionalizarse portugués y debutar con la selección lusa, con la que incluso disputó el Mundial de Sudáfrica, en el que dejó su firma en forma de gol.

 

En 2011, Liedson regresará a Brasil, donde jugará otro año en el Corinthians  antes de voler a Portugal. En esta segunda etapa en Europa, jugará en el Porto, con un

Liedson besa el escudo del Corinthians | Fuente: Globo Esporte
Liedson besa el escudo del Corinthians | Fuente: Globo Esporte

rendimiento muy lejano al que había conseguido demostrar en el José Alvalade, donde se convirtió en todo un ídolo para la afición.

Liedson, que vió como su sueño de niño tardaría en cumplirse hasta los 22, colgó las botas en el Flamengo, con 36 años y tras 14 en la élite, demostrando que en el fútbol, como en la vida, nunca es tarde.