Lucas Pérez y Luis Alberto se convirtieron en una de las parejas de La Liga | El Mundo
Lucas Pérez y Luis Alberto se convirtieron en una de las parejas de La Liga | Fuente: El Mundo
CARLOS RIANDE

@carlosriande

Si el desayuno se convierte en la comida más importante del día, Luis Alberto y Lucas Pérez fueron el zumo de naranja y el café con leche del Deportivo de la Coruña en la temporada 2015/2016. Dos piezas indispensables que cuajaron, en los últimos años, una de las mejores temporadas para la parroquia deportivista, al terminar en 15ª posición con 42 puntos.

Una relación muy estrecha

Zipi y Zape llevaron su mote inscrito hasta en las botas, cuando Víctor Sánchez del Amo llevó a su plantilla a jugar al pádel, una pareja ya estaba hecha. Eso sí, el mediapunta gaditano reconoció que si tenía que vivir de la pala, iba por mal camino. El “pishita”, como le llamaba Lucas, y el propio jugador de Monelos se entendían tan bien dentro del campo como fuera de él.

Lucas Pérez se fue hasta los 17 goles y las 10 asistencias en los 36 partidos que disputó durante la temporada 15/16. Dobles dígitos que fueron acompañados de un récord: Igualar a Bebeto tras marcar en siete jornadas de forma consecutiva con el club coruñés. En cuanto al futbolista andaluz, los números no son tan holgados, pero su influencia en el esquema y modelo de juego de transiciones y contraataques rápidos propuesto por Sánchez del Amo le fue como anillo al dedo: 6 goles y 7 asistencias para Luis Alberto en 29 encuentros.

Como puede apreciarse en el vídeo anterior, Lucas y Luis Alberto se buscaban y, lo mejor de todo, se encontraban con una facilidad pasmosa. Cabe recordar que era su primera temporada juntos. La verticalidad de ambos era necesaria en el planteamiento de Víctor Sánchez del Amo, al que no le incomodaba entregar la pelota al rival para atacar con espacios y celeridad. La primera vuelta fue sensacional, inesperada podría decirse, ya que terminaron en 9ª posición y varias jornadas en puestos de Europa League. Las críticas, posiblemente por culpa de tan buen arranque, se sucedieron en el segundo tramo de temporada, donde tan solo cosecharon dos triunfos. El Deportivo de la Coruña terminó siendo el equipo con más empates en una misma temporada (18) y eso se tradujo en una sensación de racanería que, con el tiempo, quizá sea añorada.

Diferentes caminos

Tras una ruptura, los derroteros que toma cada parte de la ecuación son inciertos y, rara vez, la suerte acompaña a los dos. Luis Alberto vio la cara de la moneda, mientras que Lucas Pérez maldice su cruz.

La siguiente temporada a la 15/16, Luis Alberto firma por la Lazio. No consigue hacerse un hueco en un equipo dirigido por Simone Inzaghi y juega tan solo 10 partidos en los que marca un gol. El andaluz tenía que adaptarse al correoso fútbol italiano y, tan solo un año después, logró sacar el fútbol que llevaba dentro. Comienza ganando la Supercopa Italiana al vencer 3-2 a la Juventus y se hace con la titularidad indiscutible en el equipo romano.

Forma un temido tándem con Ciro Immobile, el cual será capocannoniere en el 2018. Luis Alberto encontró un nuevo socio y alcanzó los 11 goles y las 16 asistencias en la 17/18 de la Serie A. Unos números brillantes que sirvieron para recibir la llamada de la Selección nacional absoluta, donde disputó un amistoso contra Costa Rica. Esa llamada que tanto anhelaba su ex (Lucas Pérez), terminó llegando antes a tierras italianas.

Lucas y Luis celebran, felices, un tanto en la temporada 15/16 | Sky Spots
Lucas y Luis celebran, felices, un tanto en la temporada 15/16 | Sky Spots

Lucas Pérez puso rumbo a Londres, previo pago de 14 millones de euros, para unirse a las filas del Arsenal. Tras su anterior temporada y su estilo de juego, todo parecía indicar que Lucas estaría cómodo en la Premier League. No fue así, solo disputó 265 minutos, anotó un gol y, eso sí, disfrutó de la experiencia en la Champions League, donde consiguió hacer un hat trick al FC Basel en la Fase de Grupos.

No hay dos sin tres y en la 17/18 Lucas Pérez se propone volver a Coruña para ser el líder del vestuario. No terminan de salirle las cosas, no es capaz de tener las sensaciones del pasado, se siente una isla en el campo, sin socios con los que rascar algo como antaño. Hace 8 goles y da 6 asistencias que no sirven para mantener la categoría. Lucas desciende con el equipo de su ciudad y regresa, tras esta cesión, a Londres.

No será para jugar con los Gunners, sino con The Hammers. El West Ham de Mauricio Pellegrini está teniendo un arranque de temporada algo decepcionante: Una victoria en cinco partidos para colocarse con 3 puntos de 15 posibles.

Y Lucas sin ser protagonista ni mucho menos. El fin de semana pasado protagonizó la polémica de la jornada al, según medios ingleses, negarse a calentar. El entrenador chileno refutó tal afirmación, situando su decisión de dar entrada a Antonio en su lugar alegando que el coruñés todavía no estaba listo y no quería demorar más el cambio.

Sea como fuere, el inicio de temporada no sonríe a Lucas, que anhela volver a encontrar el camino de la felicidad.

También te puede interesar… “Genoa y Sampdoria, el viejo y el mar”