CARLOS RIANDE CORTIZO

@carlosriande

Hay partidos que señalas en tu calendario cuando, a finales de verano, se sortean las jornadas del campeonato liguero. Ahora bien, no todos los aficionados coinciden en sus marcas. Un partido que puede tener un significado especial para unos, por enfrentarse a alguno de los grandes, puede ser un domingo cualquiera para los otros. Pero, ¿en verdad lo es?

Dicen los que más saben de esto que, los que aspiran a todo, pierden títulos en los tropiezos más inesperados. El Real Madrid no ha empezado la temporada, según dicta su dimensión, como se preveía. El Celta, capaz de lo mejor y de lo peor, suele ofrecer una buena cara en noches como la de hoy. Mismamente, en esta temporada, que se lo recuerden al Atlético de Madrid.

Gallegos y madrileños han disputado 52 encuentros en Primera en Balaídos. La balanza, ligeramente favorable al Celta, sitúa 23 victorias para los locales, 11 partidos que terminaron en tablas y 18 duelos ganadores para el Real Madrid. El porcentaje de victorias para el Celta, por tanto, es del 44,23%, mayor que frente a rivales como el FC Barcelona, Atlético de Madrid, Athletic Club o Valencia.

Mostovoi, ante la mirada de Mejuto González, junto a Roberto Carlos y Raúl | Fuente: Faro de Vigo
Mostovoi, ante la mirada de Mejuto González, junto a Roberto Carlos y Raúl | Fuente: Faro de Vigo

¿Efecto Solari?

Balaídos será el examen que demuestre si finalmente hay cambio de rumbo en la parroquia merengue. Tras él vendrá un parón de selecciones que puede ser crucial para la permanencia de Solari como entrenador del Real Madrid.

Como futbolista conserva un gran recuerdo del estadio municipal de Vigo. Corría el año 1999 cuando el Celta recibía al Atlético de Madrid en la última jornada. Los celestes solamente necesitaban rascar un punto para entrar, por vez primera, en la Champions League. Santiago Hernán Solari abofeteó el sueño con el único tanto del encuentro.

Solari se enfrentó en nueve ocasiones al Celta y sus números son realmente notables: 6 victorias para el argentino, 1 empate y 2 derrotas.

Dulces recuerdos celestes

Como decíamos antes, no es lo mismo para el Celta ganar al Real Madrid que para el Real Madrid ganar al Celta. Más allá de los tres puntos, el significado y motivación de David venciendo a Goliat, acompañado de la ilusión de ver a sus aficionados arrebatar un triunfo a un grande, es causa suficiente para rememorar viejas andanzas.

Hay un partido que marca un antes y un después en el devenir del Celta en Primera División. En el año 1997, Balaídos recibía al Real Madrid con el agua al cuello. El triunfo evitaba descender o jugar la promoción para mantener la categoría. Un contundente, y algo inesperado, 4-0 al equipo dirigido por Fabio Capello sentó las bases para que los vigueses, en los siguientes años, se codeasen en los puestos nobles. Una leyenda como Gudelj hizo tres de los cuatro tantos.

En esa maravillosa campaña que recordábamos en los primeros párrafos, la que casi significa la entrada en Champions, el Celta le endosó una manita (5-1) al Real Madrid en abril del 1999 con un histórico hat trick de Penev. Al descanso, el equipo blanco había recibido cuatro goles, hecho que no se había producido en los últimos 46 años.

Pero no todas van a ser historias del siglo pasado. Hay una muy reciente y en una competición diferente. Eliminar al Real Madrid en Copa del Rey, lo que significa jugártela a doble partido, es uno de los mejores recuerdos para el aficionado celtista del año 2017, con victoria en el Santiago Bernabéu y posterior empate en Vigo.

El Celta eliminó al Real Madrid de la Copa en el 2017 | Fuente: El País
El Celta eliminó al Real Madrid de la Copa en el 2017 | Fuente: El País

En la actualidad

A pesar de esa eliminación en Copa del Rey, Balaídos no está siendo territorio hostil para el Real Madrid en los últimos tiempos. De hecho, el Celta lleva una racha de cuatro partidos sin poder ganar a los blancos, en liga, en su casa.

Benzema y Gareth Bale, en boca de todos por ser las referencias ofensivas tras la salida de Cristiano Ronaldo, no tienen mal recuerdo del Celta. El francés es el único futbolista en activo de la plantilla que tiene un pleno de victorias en Liga (6 de 6) contra el Celta en Primera. Por su parte, el galés, le ha hecho cuatro goles en sus últimos dos partidos. Con estas estadísticas pelearán contra otra pareja, Iago Aspas y Maxi Gómez, que doblan (14 a 7) en goles a los merengues.