Los emparejamientos para los cuartos de final | Fuente: Eurosport
Los emparejamientos para los cuartos de final | Fuente: Eurosport
CARLOS RIANDE CORTIZO

@carlosriande

Ya conocemos el sendero que llevará a los dos mejores equipos del continente europeo a verse las caras el 1 de junio en el Wanda Metropolitano en la final de la Champions. Este viernes se han sorteado tanto los cuartos de final como las potenciales semifinales, algo que no ocurría desde la temporada 2011/12. La UEFA también ha adelantado las fechas de todos sus partidos con el objetivo de llevar la planificación al milímetro. Alea iacta est

La ruta

Los ocho conjuntos más destacados de la presente Liga de Campeones congregan un total de 22 títulos en total. Habrá que esperar hasta el 9 de abril para ver los dos primeros partidos de los cuartos de final. Los platos para el primer martes son Liverpool-Oporto y Tottenham-Manchester City, que jugarán la vuelta el miércoles 17.

El ataque del Liverpool es temido en Europa | Fuente: Evening Standard
El ataque del Liverpool es temido en Europa | Fuente: Evening Standard

El actual finalista de la Champions empieza en su casa, en Anfield, con el conocido y eléctrico trío de atacantes formado por Mané, Firmino y Salah como principal arma. A ello hay que sumarle una mejoría en el aspecto defensivo, fundado en gran parte por Virgil van Dijk y Alisson. El Porto se sabe teóricamente inferior y pueden hacer de ello un abrigo, un refugio en el que protegerse sin tener que llevar toda la responsabilidad. Frente a la Roma ya demostraron ser capaces de darle la vuelta a una eliminatoria en O Dragao. El que no sobresalga ningún nombre o nadie llame la atención muy por encima del resto lo convierten en un equipo más minusvalorado de lo que realmente muestran en el campo.

Manchester City y Tottenham ya se conocen por la Premier League | Fuente: Diario Más
Manchester City y Tottenham ya se conocen por la Premier League | Fuente: Diario Más

El otro cruce del día será inglés. Pep Guardiola y Mauricio Pochettino vivirán una partida de ajedrez para lograr incrustar a su equipo en las semifinales, algo que sería histórico para los de Londres. La asignatura pendiente de los citizens, reinar en Europa como han podido hacer en la Premier League. La pelea precisamente por este campeonato puede terminar por decantar la balanza entre uno y otro. Todo hace indicar que el Manchester City tendrá un mano a mano frente al Liverpool por hacerse con el título mientras que el Tottenham, en otros menesteres pero no menos importantes para ellos, debe aferrarse a los puestos que dan acceso directo a la máxima competición europea para el siguiente año.

El segundo día de los cuartos de final, el miércoles 10, será el turno del único superviviente español. El FC Barcelona jugará en Old Trafford al quedar emparejado con el Manchester United. Precisamente el otro partido del día acopla a los verdugos de los dos equipos madrileños: Ajax-Juventus, con la ida en Holanda y la vuelta en Italia.

Solskjaer con la Champions del 1998/99| Fuente: Pinterest
Solskjaer con la Champions del 1998/99| Fuente: Pinterest

El ambiente en la Ciudad Condal tras el sorteo recuerda al del año pasado y el desenlace resultó adverso. Se ‘celebró’ a la Roma como se ‘celebró’ al Manchester United, considerándolos rivales más asequibles en comparación al resto. Veremos si la lección está aprendida, Leo Messi clama por volver a alzar este título y eso se vuelve temible para el rival independientemente de su nivel. Con Ole Gunnar Solskjær se ha producido un giro de 180 grados en la autoestima de los diablos rojos. Ha abierto la ventana de una habitación que estaba cargada de negatividad, ha ventilado y el aire fresco sopla a favor de sus intereses. En 1998/99 ya logró, como futbolista, marcar un gol agónico en la final de la Champions para convertirse en historia viva del United. Tiene estrella y la dinámica es positiva.

Cristiano Ronaldo tiene cinco Ligas de Campeones | Fuente: Goal
Cristiano Ronaldo tiene cinco Ligas de Campeones | Fuente: Goal

El otro duelo depara dos polos opuestos. El fútbol total holandés, despreocupado, atrevido, cargado de personalidad, se enfrenta a una máquina de contundencia perfecta con un Cristiano Ronaldo eternamente voraz en su competición fetiche. La Juventus firmó al portugués para conseguir esa Champions que tanto se resiste y al de Madeira no le tiembla el pulso. Le gustan los desafíos y no hay uno mayor que repetir en Turín lo logrado en Madrid.

De este modo el United o el Barça se medirán como locales al ganador de la eliminatoria entre el Liverpool y el Oporto en las potenciales semifinales. Por el otro lado del cuadro la ida sería en Inglaterra, con el ganador del Manchester City-Tottenham y la vuelta en Ámsterdam o en Turín, con el Ajax o la Juventus en la siguiente ronda.

Hace siete años…

Esta pequeña revolución por parte de la UEFA en cuanto al formato de su cuadro de cuartos y semifinales, pese a que pueda sorprender, no es una novedad. Bien es cierto que desde la temporada 2011/12, la última con un sorteo de estas características, nos habíamos olvidado de esta configuración. Hagamos un repaso de lo que fue la LVII edición de la Liga de Campeones.

Sergio Ramos envió a las nubes su penalti frente a Neuer | Fuente: Marca
Sergio Ramos envió a las nubes su penalti frente a Neuer | Fuente: Marca

El penalti de Ramos frente a Neuer, el de Messi contra el Chelsea en el mismo partido donde Fernando Torres cabalgaba en el Camp Nou para sentenciar la eliminatoria, o Drogba dando la primera Champions League al club de Roman Abramovich. Son momentos, imágenes que tenemos nítidas en nuestra mente al repasar estas líneas. Quizá algo más nublado está que, gracias a ese sorteo que ya cuadraba las semifinales tras los cuartos, la posibilidad de un Real Madrid-Barcelona en una final de Champions estuvo más cerca que nunca. Ambos se quedaron con la miel en los labios.

No fue, por tanto, la edición de mejor recuerdo para los equipos españoles. Casualidades aparte tampoco parece que, salvo que el FC Barcelona diga lo contrario, la presente campaña vaya a ser una gran muestra del fútbol de La Liga. Si echamos un vistazo a las estadísticas del torneo del 2011/12 nos encontramos unos datos, cuando menos, bien curiosos. Los máximos goleadores españoles fueron José Callejón y Roberto Soldado (5) y en lo relativo a las asistencias es Isaac Cuenca (4) el que se lleva el primer puesto.

La final congregó en el Allianz Arena a Bayern Múnich y Chelsea. No suele ser buen augurio disputar un título en tu propia casa. La cara de tonto que se te puede quedar al no conseguir el trofeo, viendo a tu rival con él, es un extra de motivación. Que se lo pregunten a Brasil frente a Alemania en el Mundial 2014. El Estadio Mineirao vivió una de las mayores humillaciones de la historia con el 1-7 que imposibilitaba a la verdeamarelha su final más esperada.

Sin ir más lejos, nuestros seguidores deportivistas recordarán con un cariño muy especial el jugarse un título en campo contrario. El famoso Centenariazo birló al Real Madrid, en el Santiago Bernabéu, alzar la Copa del Rey el 6 de marzo del 2002, día exacto en el que el club blanco “celebraba” su 100 cumpleaños. Pues el Bayern Múnich también se quedó a cuadros el 19 de mayo de 2012.

Didier Drogba acaparó los focos en esa noche inolvidable para los blues: provocó la prórroga al rematar de cabeza el saque de esquina botado por Mata; cometió el penalti que, en la misma, erraría Robben gracias a Cech; y fue el encargado de anotar el último lanzamiento desde los once metros. En el campo lo hizo todo. En el área técnica, por su parte, un nombre entraría en los anales de la historia: Roberto Di Matteo -actualmente sin equipo- se convirtió en el primer técnico del club en lograr la Copa de Europa. Un hecho todavía mayor si se recuerda que llegó como interino tras la destitución de Villas-Boas.