Gica Craioveanu con el Getafe | Fuente: DIARIO AS
Gica Craioveanu con el Getafe | Fuente: Diario AS
DIEGO GÓMEZ GARCÍA

@diegogomezgar

Llegó a España y defendió los colores de varios clubes de Primera División. Le gustó el país. Y mucho. Tanto, que se quedó y hasta fue en la lista del Partido Popular para las elecciones municipales en Getafe. Ayudó a un equipo en apuros de Regional y luego montó un mesón, también en Getafe, que se llama ‘Donde Siempre’ y que regenta junto a su excompañero Riki -sí, ese Riki-.

El que haya nacido hace más de 20 o 25 años recordará perfectamente al protagonista de esta historia, porque no es otro que Gica Craioveanu. El delantero rumano llegó a San Sebastián en 1995 para defender los colores de la Real Sociedad, pero como todo buen europeo, cedió a los encantos del Levante peninsular.

A Castellón y no de vacaciones

Allí militó en el Villarreal durante cuatro años, de 1998 a 2002, coincidiendo con el ascenso del Submarino a la élite. Tal y como le había pasado en Anoeta, conectó con la gente rápidamente. Algo tenía aquel tipo que gustaba, y mucho, en España. Y además, marcó el primer gol del equipo en Primera División, ¿cómo no iba a quererlo la afición?

Craioveanu con el Vilafamés | Fuente: <a href="https://www.elmundo.es/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">El Mundo</a>
Craioveanu con el Vilafamés | Fuente: El Mundo

Durante su etapa en la provincia de Castellón conoció seguramente al Vilafamés. En 2013, siete años después de haberse retirado, descolgó las botas para, con 45 años, alistarse en la causa de un club cuyo entrenador y varios jugadores eran amigos suyos. Lo hizo para divertirse y sin cobrar. Por las risas, que se diría ahora.

En Getafe, para siempre

Pero quizá donde la personalidad de Gica más ha calado sea en Getafe. Allí llegó a ser el candidato a ocupar la concejalía de deportes por el Partido Popular. Lo hizo “para devolver a Getafe “todo lo que le había dado”, le dijo a Revista Panenka. 

¿Y qué le había dado Getafe? Pues unos últimos años maravillosos en la élite del fútbol. Luego de dejar el Villarreal, bajó un peldaño para aventurarse en un Getafe que ascendió un año después a Primera División por primera vez en su historia. Rondaba los 36 años, pero disfrutó de un último gran éxito en el fútbol.

Mesón ‘Donde Siempre’ | Fuente: El Español

Hace algo más de un año y medio, a Gica y a su excompañero y buen amigo Riki -ex de Getafe y Deportivo- se les ocurrió montar en Getafe un restaurante llamado Donde Siempre. Y al parecer, no les va nada mal. Craioveanu se enamoró de España. Tanto, que más que un rumano muy español, es más bien un español muy rumano.