CARLOS RODRÍGUEZ LÓPEZ

@Carlosrlop

¿Qué diferencia hay entre un escéptico y un gilipollas? No lo sé. Tampoco creo que tú lo sepas. Al final estar a un lado u otro de la línea que separa ambos conceptos es algo muy subjetivo.

Un exfutbolista acaba de crear un equipo que reivindica abiertamente que la tierra es plana y la gente lo llama gilipollas. Me acordé de Mourinho. Él insinuó que existía cierto trato de favor con el Barça en Champions por llevar publicidad de una ONG. El bueno de Jose debió de pensar que si las copas del Celta son todas de cristal, las Shempions del Pep son todas de Unicef. No seré yo quien le ponga la etiqueta a Mou, pero machiño

Tuve un profesor de inglés que era del Arsenal y a menudo rajaba de la NASA: “Eso es una farsa, el hombre no ha salido nunca al espacio y los satélites en realidad son una red de cables que van por debajo de los océanos”, solía proclamar. Lo cierto es que era muy buen tío. A veces hablaba de todos los trabajos previos al de profesor de inglés que había tenido en España. Sin embargo, no contaba mucho del Arsenal ni de su vida en Inglaterra, como cuando tienes miedo a que se te escape algo que no quieres contar.

Siempre me gustó imaginar que era porque en Londres habría sido un peligroso hooligan al que, tras sus continuas peleas con aficionados rivales, habrían acabado prohibiendo la entrada a Highbury. Ese día, cuando habría sabido que nunca volvería a entrar en el estadio de su equipo, sería el momento en el que habría sopesado el venirse a España en busca de un cambio de vida.

Yo sostengo mi teoría en su innegable aspecto de hooligan (barriga cervecera, tatuajes, cabeza afeitada y polos Fred Perry) y en que hubiera dejado de practicar un deporte (no recuerdo cuál) en el que era cinturón negro. ¿Qué si no el miedo a recaer en una vida de problemas hace a alguien abandonar un deporte que le gusta y se le da bien? Descabellado no suena.

Me pregunto si seré un escéptico o un gilipollas, no lo sé. Tampoco creo que tú lo sepas. Lo que tengo claro es que es más fácil llegar a viejo rodeado de workbooks que de hooligans.