CARLOS RODRÍGUEZ

@Carlosrlop

¿Acabará esta Liga algún día? ¿Se habrá disputado ya su último partido? ¿Se jugará en verano? Es difícil dar una respuesta a estas preguntas cuando ni siquiera entre futbolistas, clubes y organización se ponen de acuerdo. De volver a rodar el balón y jugarse las jornadas que restaban antes de que el esférico se confinase, la competición nacional no acabaría hasta bien entrado el verano. De esta manera, habría pasado casi un año natural entre la primera y la última jornada del campeonato. Todo un récord de duración en el caso de darse que desbancaría a la Liga 1986-87 como la más larga de la historia.

La Liga del Playoff

La competición doméstica de 1986/87 pasó a la historia con el sobrenombre de ‘La liga del Playoff’. Y no, no hay sorpresas, esta denominación oficiosa obedece a la naturaleza de aquel campeonato: fase regular seguida de un play-off al puro estilo NBA. Fue la primera y la última que se disputó de esa manera. Toda una novedad, todo un fracaso.

La Liga 1986/87 arrancó el 31 de agosto de 1986 con 18 participantes en liza, el número habitual desde la temporada 1971/1972. Al final de la liga regular de 34 jornadas arrancaría el playoff, constituido por 3 grupos cuyos miembros pelearían entre sí por un nuevo objetivo, pero partiendo de los puntos acumulados en la fase regular: el primero, conformado por los seis primeros clasificados, decidiría el título; el segundo, en el que se enmarcarían del séptimo al duodécimo, brindaría al ganador un puesto en la Copa de La Liga; y el tercero, la lucha por el descenso, para decidir qué tres equipos bajarían a Segunda.

El objetivo de este formato era que los clubes incrementasen sus beneficios al jugarse 44 jornadas en lugar de 34, pero el experimento fracasó. Los ingresos no aumentaron lo esperado y el torneo perdió en espectacularidad. En la liguilla por el título apenas hubo emoción: la diferencia de puntos que arrastraban Madrid y Barça de la fase regular con respecto al resto de rivales quitaba cualquier opción a los otros cuatro contendientes. La decepción fue tal que, antes incluso de terminar la competición, la RFEF decidió que no habría otra “Liga de play-off”. Sin embargo, el asunto no era tan sencillo como volver al formato previo, pues una liga con 18 equipos cada vez era menos rentable económicamente, así que se cambiaron las reglas en mitad de la competición para que la siguiente temporada comenzase con 20 equipos en Primera.

El cambio afectó al tercer grupo del play-off, el que determinaría los tres descendidos: con la modificación, solo bajaría el colista.  De esta forma, con los tres que promocionasen desde la segunda categoría, la campaña siguiente, la Primera División arrancaría con 20 equipos. Pero el Cádiz, colista en el momento en que se tomó la decisión, recurrió el que se cambiase de reglas con la competición en marcha… y ganó. La RFEF mantuvo en tres el número de equipos que descendían, pero también que, inmediatamente después de terminar el play-off, se disputaría una liguilla a una sola vuelta entre esos tres equipos para decidir qué dos volvían a ascender. Al final, el Cádiz -junto a Osasuna- logró mantenerse, siendo relegado a la división de plata el Racing de Santander.

La Copa que nunca se jugó

La Liga terminó el 21 de junio de 1987 y la Copa de la Liga nunca se llegó a disputar. Aquella última competición debía haber sido un triangular entre Real Madrid (campeón de Liga), Real Sociedad (campeón de Copa) y Atlético de Madrid (campeón del segundo de los grupos del play-off), pero la fatiga acumulada después de 44 partidos hizo que los tres equipos declinasen celebrar este torneo.

El tiempo marcó aquella competición y ahora será el que decida si LaLiga 2019/2020 se convierte o no en la más larga de la historia.

También te puede interesar… “¡Andorra también existe!