El proyecto del fotoperiodista argentino Pancho Monti retrata a las aficionadas más pasionales del equipo de La Boca | Fuente: @Bomboneras
El proyecto del fotoperiodista argentino Pancho Monti retrata a las aficionadas más pasionales del equipo de La Boca | Fuente: @Bomboneras
LUCAS MÉNDEZ VEIGA

@LMendez8

La pasión más espontánea del hincha se vive en su templo. Ese al que acude religiosamente para sufrir, celebrar, abrazar y dejarse la garganta animando. En uno de esos enclaves del mundo donde mejor entienden este sentir, es en Argentina. Allí, equipos de la dimensión de Boca Juniors pueden incluso acrecentar su grandeza con proyectos que visibilicen a su gran y fiel hinchada. El fotoperiodista Pancho Monti, declarado xeneize, tuvo una idea allá por 2014. Quería poner cara a todas esas ‘Bomboneras’ que frecuentan el vetusto e icónico coliseo porteño.

Un álbum de fotos Azul y Oro

Una vieja ‘remera’ de Boca fue la causante de todo. Cuando Monti reparó en aquella icónica camiseta, publicidad Parmalat en el centro, comenzó a darle vueltas a la idea de hacer un fotorreportaje que reflejase la afición por los colores del club de sus amores. “La camiseta la tenía muerta en un cajón de mi infancia y, con el proyecto, logré que volviese a cobrar vida“, dice el cámara argentino.

Cerca de 80 mujeres fueron las encargadas de enfundarse la zamarra azul y oro para dar vida a Bomboneras. Un libro que, como si de un álbum de pasión xeneize se tratase, quiso mostrar hinchas de distintas generaciones, el amor a un escudo y los diferentes estilos de llevar esta locura por Boca. “Todas  fueron retratadas con esta camiseta de mi infancia, de cuando tenía unos 9 años. Me gustaba la idea de que todas fueran fotografiadas con la misma prenda, como símbolo de unidad. Y también porque no importaba como le quedara a cada una, lo que importaba era la pasión”, añade Monti.

El sentimiento que genera animar a tu equipo, retratado por la cámara de Pancho Monti para el proyecto @Bomboneras
La acogida del libro, que retrata toda esta pasión femenina por Boca, fue tremenda. El autor, a través de la cuenta de Instagram Bomboneras, fue dando pinceladas del proyecto y mostrando fotos que reflejan el sentimiento en la hinchada de uno de los clubes más importantes del planeta. Esto permitió que la iniciativa llegase a ojos de todo el mundo y “no sólo en Argentina o en el ‘Mundo Boca’ “, dice Monti. “Esto demuestra lo internacional que es el club, su pasión cruza fronteras, y el club lo recibió muy bien porque cuando se enteraron del libro me invitaron a hacer la presentación en el propio estadio. Fue un sueño”.

Visibilizar el papel de la aficionada

La labor del proyecto, en un deporte tan masculinizado como el fútbol, era desterrar que la pasión solo reside en el clásico aficionado varón. “Si hay algo que quería mostrar con mi libro es que la Bombonera esta llena de mujeres que sufren, lloran y siguen a Boca todos los domingos. Años atrás, lo único que se mostraba en los medios era el prototipo de hincha varón, nunca una mujer“, dice Monti cuando se le pregunta por el sentir de la aficionada en su club.

Y es algo que se deja sentir en cada uno de los estadios más pasionales del mundo. El papel de la mujer en las gradas ha ido cobrando importancia a medida que se ha abierto el plano. A medida que el objetivo de las cámaras ha ido apuntando a todas esas mujeres, independientemente de su edad, se ha podido ver el sufrimiento o el delirio que suscita el club al que animan, dejando de lado la sexualización de la figura femenina en la grada. En Argentina, proyectos como el de Pancho Monti logran poner el foco en ellas y su manera de animar. “Con respecto a la mujer, por suerte, también se esta profesionalizando el futbol femenino. Se está visibilizando mucho y hay muy buen nivel. De hecho, yo mismo tuve el lujo de jugar un partido con ‘Las Gladiadoras’, el equipo femenino de Boca”, apunta.

Las Bomboneras que muestra este proyecto fotográfico habla de colores. Del sentimiento de pertenencia. Da igual cómo sea. Con la camiseta estirada, desgastada, o rota, la pasión de las mujeres por el esférico tiene que ser contada.

Fuente: @Bomboneras en Instagram

También te puede interesar… “Groundhopping: un álbum de estadios”