Payet es la estrella indiscutible de este Marsella | Fuente: Getty
Payet es la estrella indiscutible de este Marsella | Fuente: Getty
DAVID FERREIRO PÉREZ

@ferrekt

El Olympique de Masella era, hasta hace no mucho, uno de los equipos más temibles de Francia. El único con la deseada Champions en sus vitrinas. Sin embargo, en el último lustro Les Olympiens no han sido capaces de hacer frente a sus vecinos de París, Lyon o Mónaco, pasando a un segundo plano nada agradable para un equipo con tantos galones. Pero esta temporada la situación parece haber cambiado. Alejados de los focos mediáticos pero con una idea de juego muy clara, el equipo dirigido por Rudi García está a 90 minutos de la Final de Europa League de Lyon. Todo está en manos de Payet, Thauvin y compañía, pero el Marsella tiene ante sí la posibilidad de volver a una final europea 14 años después.

La Ligue 1 francesa se ha convertido en los últimos años en una dictadura del omnipotente PSG, que domina con puño de hierro el campeonato pese a que, en ocasiones, equipos como el Mónaco le ganen algún que otro pulso. Otros como el Lyon, se mantienen arriba gracias a su regularidad, pero lejos de llegar a hacerle sombra al equipo capitalino. Y otros como nuestro protagonista, el Marsella, no parecían ni ser capaces de intentarlo.

El momento del Marsella

En Europa, sin embargo, la tendencia cambia. Mientras que el PSG parece incapaz de dar el esperado paso el afrente a pesar de los millones que invierten cada temporada, el Mónaco sorprendía a todos al alcanzar las semifinales de Champions la campaña pasada, a la vez que el Lyon hacía lo propio pero en Europa League. Este año, el turno ha sido para el Marsella.

Los pupilos de Rudi García han realizado una gran campaña en Europa. Alejados de los focos, el Marsella ha ido doblegando con soltura a todos sus rivales hasta alcanzar las semifinales, en las que se verán la cara con la otra sorpresa del campeonato, el Red Bull Salzburg. Tras la disputa del partido de ida, con un resultado de 2-0 a favor de los franceses, Payet, Thauvin, Sanson y compañía están a un sólo paso de devolver a la escuadra marsellesa a una final europa 14 años después.

Rudi García y Thauvin son dos de los responsables de este Marsella | Fuente: footmercato.net
Rudi García y Thauvin son dos de los responsables de este Marsella | Fuente: footmercato.net

Pero el camino hasta aquí no ha sido fácil. Si como comentábamos antes, equipos como el Lyon o el Mónaco han sido asiduos en los puestos altos de la Ligue 1 gracias a su regularidad, Les Olympiens no han tenido un lustro sencillo. Deportivamente hablando, el equipo se ha visto navegando en la medianía de la tabla, lejos de donde debería estar por historia, no por nada el Olympique de Marsella es el único equipo francés que puede presumir de lucir una Champions League en sus vitrinas (1992/93).

¿Proyecto ambicioso?

Tras unos años de travesía por el desierto, el empresario estadounidense Frank McCourt, antiguo dueño de Los Ángeles Dodgers de béisbol, compraría el club con la intención de devolverlo a lo más alto. Para ello, se haría con los servicios de Rudi García, entrenador contrastado y con gran cartel en Francia, para dirigir el proyecto, contratando también a Andoni Zubizarreta como director deportivo. Pese a que el primer movimiento pareció un acierto desde el primer momento, el segundo levantó más dudas, al fin y al cabo Zubizarreta no acabó de dejar buen sabor de boca en las oficinas de Can Barça, lugar del cual provenía.

Nada más lejos de la realidad, el vasco parece haberse sacado la espina clavada. Su labor en la dirección deportiva del equipo francés esta siendo, hasta el momento, bastante destacada. Bajo su mandato se incorporaron jugadores importantes para el equipo como Dimitri Payet, Adil Rami, Morgan Sanson, Valère Germain o Luiz Gustavo, dando un salto de calidad a la plantilla marsellesa gracias al poder económico de su propietario. Tras varias temporadas alejados de la primera plana del fútbol europeo, la temporada pasada el equipo francés consiguió clasificarse como quinto de la Ligue 1, situándose cuarto en la presente campaña a falta de tres jornadas, pudiendo incluso finalizar segundo en función de los resultados de Lyon y Mónaco, a dos y un punto respectivamente.

La cara europea

El Marsella venció por 2-0 en el partido de ida contra el Salzburg | Foto: om.net
El Marsella venció por 2-0 en el partido de ida contra el Salzburg | Foto: om.net

En Europa han realizado una campaña impoluta. Con menor favoritismo que sus vecinos de Lyon, los de Rudi García han ido eliminando rivales sin que les temblara el pulso, eliminando a Braga, Athletic Club y Leipzig hasta plantarse en las semifinales, en las que ya han vencido por 2-0 al Salzburg en el partido de ida. A 90 minutos de una nueva final europea, en Marsella se emocionan con sólo pensarlo.

Con un atractivo juego de toque y un letal contragolpe, la genialidad y el toque mágico en el equipo marsellés es responsabilidad de Dimitri Payet y de Florian Thauvin, quienes parecen inspirados esta temporada, especialmente en Europa, además de destacar también la calidad de la perla del equipo, Maxime López.

El objetivo es claro: la final de Lyon, en casa de uno de los mayores rivales de la escuadra marsellesa. Ganarla será un reto mayor, pero el hecho de llegar hasta ella, basta para que toda una ciudad se aúne en torno al equipo. 14 años después, aunque todavía con las derrotas de 2004 y de 1999 en la memoria, el Marsella parece listo para alcanzar de nuevo una final, demostrando que la escuadra francesa está por fin de vuelta. Eso sí, el Salzburg tendrá la última palabra.

También te puede interesar… ‘Cantona, mi villano favorito’