DIEGO GÓMEZ GARCÍA

@diegogomezgar

Cuatro minutos en 16 jornadas del campeonato liguero pueden parecer una minucia a ojos de la opinión general. Pero para algunos futbolistas, pueden suponer un premio enorme y merecido a una carrera entregada casi por completo a un solo club. Es el caso de Juanjo Camacho, que a sus 38 años debutó con el Huesca en Primera División el pasado fin de semana después de 382 partidos con el cuadro aragonés.

Juan José Camacho Barnola nació en Valencia y tiene 38 años. Una edad que, a todas luces, indica que su carrera en el fútbol está llegando a su fin, sí, pero a la que él ha conseguido, por fin, su sueño de debutar en Primera División con el Huesca.

Llegó al equipo aragonés cuando este estaba en Segunda División B, en la campaña 2006/2007. Antes, había podido jugar sus primeros cinco partidos en Primera en otro conjunto aragonés como el Real Zaragoza. El caso es que llegó al Huesca cuando este estaba en Segunda División B y disputó allí una temporada antes de marcharse un año al Vecindario y volver a un Huesca que ya estaba en Segunda División. Su vuelta se produjo en 2008 y, desde entonces, ya no ha vuelto a cambiar de equipo.

Durante estos años, Juanjo se ha convertido en el jugador con más partidos -382- en la historia del Huesca. Pese al descenso y las posteriores dos temporadas del equipo en Segunda División B -entre 2013 y 2015-, él nunca abandonó el barco. Se quedó y peleó por seguir haciendo crecer a un equipo que estaba a punto de vivir los mejores años de su historia.

Con el tiempo, él se hizo mayor y su peso futbolístico descendió hasta el punto de tan solo rondar la veintena de partidos en las dos últimas campañas en Segunda. Y con el ascenso, pasó a ser un jugador infrautilizado por Leo Franco, primero, y por Francisco, más tarde.

El cromo de Juanjo Camacho en Primera División con el Zaragoza | Fuente: todocoleccion

Pero aun así, él siguió trabajando y esperando su oportunidad hasta que, el pasado fin de semana, por fin pudo debutar en Primera con el Huesca. Trece años después de su último partido en Primera con el Zaragoza, Juanjo saltó al campo para disputar los últimos cuatro minutos del Huesca 2-2 Villarreal. Con 38 años y después de diez entregados a un club del que se ha convertido en un emblema.

El Huesca no pasa por un buen momento. De hecho, no va a tener nada fácil el conseguir la salvación en su primera temporada en Primera División. Pero aun así, Juanjo disfrutó de cuatro minutos que supusieron el premio a toda una carrera. Dure lo que dure la andanza de este conjunto en la élite del fútbol español, Camacho podrá contar que también fue parte de esta temporada histórica. 

 

¿Te ha gustado? Nos ayudaría mucho que lo compartieras