Benzema estuvo acompañado de Jovic en punta | Fuente: El mira
Benzema estuvo acompañado de Jovic en punta | Fuente: El mira
CARLOS RIANDE CORTIZO

@carlosriande 

El Real Madrid ganó por 2-3 al Betis en el Benito Villamarín con goles de Fede Valverde, Emerson en propia portería y Sergio Ramos de penalti. Para los locales marcaron Mandi y Carvalho.

Acertar los once jugadores que selecciona Zinedine Zidane para arrancar de inicio resulta muy complicado, casi tanto como el esquema, formación u objetivos para cada encuentro. Mientras en la primera jornada se decantó por un 4-2-3-1, donde lo más destacado era ese doble mediocentro + bandas abiertas, hoy sorprendió utilizando un rombo en un 4-3-1-2.

El Betis cuenta prácticamente con los mismos jugadores que el año pasado. El cambio más reseñable es en el banquillo, donde ahora se sienta Manuel Pellegrini. En estas tres primeras jornadas, los futbolistas semejan más cómodos con “El ingeniero”, en especial los jugadores del centro del campo y en la zona de tres cuartos.

Los dibujos

En los primeros 45 minutos es donde vamos a poner casi todos los focos, es donde encontramos más alternancias. Como vemos en la foto, ya desde el primer momento, el Real Madrid se posicionó con cuatro centrocampistas. Casemiro en el pivote, Fede Valverde escorado en la derecha, Toni Kroos a su izquierda y Ødegaard en la mediapunta.

Alineación Real Betis - Real Madrid| Foto: Mis Marcadores

Benzema no sería el único referente, ya que estuvo escoltado por Luka Jovic. La función de este último fue la de fijar a los centrales para que Karim pudiese campar a sus anchas por todo el campo, combinando con sus compañeros sin tener las marcas de los centrales tan pegadas.

Durante el primer tramo Mendy, todavía más que Carvajal, mostró qué debe hacer un lateral en este sistema de juego. Ante la presencia de tanto centrocampista, el francés abrió e hizo largo el costado. De esta manera, Kroos se retrasaba, escorado de izquierda hacia dentro para iniciar de forma cómoda las jugadas.

Aunque la posición de los once jugadores del Real Madrid cambió respecto al día de la Real Sociedad, la idea desde el inicio se volvió a repetir. Los laterales bien abiertos y haciendo largo el campo. Ødegaard, de nuevo titular, en la posición del 10 para encontrar pases interiores, girar, dañar desde ahí y, todo el equipo, presionando bien al Betis en su propio campo. Esto se fue diluyendo con el paso de los minutos pero así llegó el primer gol.

El Madrid golpea primero

Hasta el primer cuarto de hora, como explicamos, el Madrid mantuvo un bloque medio-alto donde presionó la salida del Betis y así encontró el premio. Ødegaard incomodó a Mandi, quien hace un pase erróneo en diagonal hacia Canales con Fede Valverde al acecho.

No se debe hacer esto contra ‘El pajarito’ porque te lo hace pagar, es uruguayo. Recuperación de balón, Benzema cae a banda, baila a Moreno y asiste para el 0-1 de Fede que llega desde segunda línea para remachar su jugada.

Fijaos en el minuto de partido. Ni dos minutos después del primer tanto el Betis estuvo a punto de multiplicar por dos el castigo. El error es de Bartra y resulta muy grave. Primero porque acabas de encajar un gol, debería ser más expeditivo.

En segundo lugar jamás de los jamases un despeje se realiza hacia el centro, desde tu área pequeña y en esa posición más propia de un karateka. Esa acción reclamaba una prolongación, más sencilla con la cabeza, a córner.

El Betis le da la vuelta

Quizá ese indulto de Sergio Ramos, tras el despeje de Bartra, sacudió al Betis. Echábamos de menos una conexión en los jugadores béticos, más allá de la luz que da Sergio Canales, tras la salida de Quique Setién. En este inicio de liga le damos todo el mérito a Manuel Pellegrini. El chileno, con los mismos futbolistas que el año pasado, les ha moldeado un contexto propicio para su comodidad.

Guido Rodríguez junto a William Carvalho, emparejados pero con roles diferentes. El primero barre, sostiene y se queda para hacer de pegamento a la defensa y a los de arriba, lo que propicia que el segundo pueda moverse con mayor libertad que el año pasado, ya no es pivote ni ancla, llega arriba y ya lleva dos tantos esta temporada.

Lo más vistoso son sus tres mediapuntas (Canales, Fekir y Joaquín), indescifrables porque se mueven con total libertad, de un partido a otro o a lo largo del mismo. No hay extremos con Pellegrini, no hay bandas, rotan sincronizados y mueven la pelota de dentro a fuera y de fuera hacia dentro.

Que no haya bandas como tal no quita que se juegue o el último pase llegue desde ahí. De dentro a fuera y de nuevo de fuera a dentro. La primera más clara del Betis llega con un centro lateral de Canales y hay hasta tres futbolistas para rematar. Termina haciéndolo Sanabria de cabeza, obligando a Courtois a hacer una gran parada.

Aunque el ataque bético fluya, mucho de él depende de Sergio Canales. Los tres mediapuntas se sientan muy a gusto al posicionarse y poder recibir a la espalda de ese centro del campo del Real Madrid, donde sufrió mucho Casemiro, y obligaban a salir arriba a los centrales pero sin despistarse de Sanabria.

Si Canales es la luz que todo lo ilumina, este atrae a los rivales como si fueran mosquitos. Es significativa la jugada de la foto porque es capaz de recibir, llamar la atención, girarse y encontrar a un compañero en una posición óptima (Moreno lanzado).

Los goles del Betis, seguidos

El empate del Betis llega a través de la estrategia. Nos referimos así ya que no fue un saque de esquina botado por botar. En el lanzamiento Joaquín y en los apoyos Fekir a un lado y Canales al otro. ¿Quién ayuda al saque en corto? Solamente está Ødegaard, ahí en inferioridad, no puede decantarse por una marca. Canales recibe tranquilo en el pico del área y asiste a la cabeza de Mandi.

La remontada se consuma dos minutos después. ¿Recordáis ese error de Bartra en el mismo período de tiempo? Se junta la motivación de unos gracias al gol como el desconcierto de los otros debido a recibirlo.

En una jugada que empieza por dentro, cómo no con Sergio Canales, abre a fuera para Fekir y llega como un avión. desde segunda línea y con esa libertad que ansiaba desde hace un año, Carvalho para fusilar. Hay un agujero, el Real Madrid tiene huecos interiores con ese esquema entre la línea de defensa y Casemiro & compañía.

La segunda parte

Estuvo más cargada de polémica o eventos, como la expulsión de Emerson o el penalti de Bartra que convierte Ramos (aquí no hubo indulto). El despiece táctico, muy visible, se fragmentó en los primeros 45 minutos.

Por esta razón vamos a terminar observando, solamente, el gol del empate (el tercero sería de penalti). Vemos a Jovic, de espaldas a lo que está pasando y puede ser representativo. Por falta de confianza o encuadre, al serbio lo vimos más de acompañante liberatorio que en el propio juego.

Hay una distancia abismal entre Moreno, que cierra de más, y Carvajal, que como dijimos es capaz de abrir y hacer largo los costados (fundamental). Tiene tiempo para poner el centro y el Real Madrid llega en estampida al remate. A pesar de ello, termina por marcarlo Emerson en propia.

También te puede interesar… “Thiago y rock and roll en Liverpool”

¿Te ha gustado? Nos ayudaría mucho que lo compartieras